Posibilidad de ajuste

|

¿Estás sentado cómodamente?

Tripp Trapp® se adapta perfectamente a la talla de  tu bebé, garantizando que esté siempre a la altura óptima para comer, jugar e interactuar y con el necesario apoyo bajo sus pies, a cualquier edad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cosas. Stokke® recomienda el uso limitado de la trona cuando el niño es muy pequeño . Y esto a pesar de que el diseño de la silla Tripp Trapp® es ergonómico. Más tarde, el niño podrá naturalmente decidir cuándo quiere sentarse y cuándo quiere estar andando, pero en la primera fase de la vida, los padres tienen que saber que mientras el niño no logre sentarse erguido sin apoyo - esto ocurre por lo general a los seis o nueve meses - estará mejor sobre un suelo limpio, una manta o incluso un parque.

 
 

Una vez los bebés puedan sentarse por sí solos, nunca deberán permanecer sentados más de 10 ó15 minutos consecutivos: el tiempo suficiente para comer, no para dormir. La columna dorsal y la musculatura son frágiles en esta etapa del desarrollo humano y los bebés deben tener todo el tiempo el apoyo adecuado para la espalda y los pies. La regulación única de la silla Tripp Trapp® garantiza que su hijo esté sentado con los codos sobre la mesa y los pies apoyados, dejando espacio entre el asiento y las pantorrillas del niño. Las piernas deben ser apoyadas formando un ángulo de 90 grados. Para favorecer la circulación sanguínea, deberá haber una distancia de dos dedos entre las pantorrillas del bebé y el borde del asiento. A medida que va creciendo el niño, procura que aproximadamente los tres cuartos de los muslos descansen sobre el tablero del asiento.

Tripp Trapp® design: Peter Opsvik