Diseño

|

Complementa toda clase de interiores.

 
 

La altura perfecta

La altura del moisés ha sido meticulosamente pensada para adaptarse de forma correcta a todas las situaciones. Tiene la altura adecuada para que puedas levantar a su bebé, sacar y meter la hamaca y, al mismo tiempo, es lo suficientemente elevada para mantenerlo a distancia del frio del suelo.

Lo que es aún más importante, cuando te sientes en la sala de estar o en el comedor, podrás fácilmente acercarte al bebé para jugar con él y mimarlo. En el sofá, estarás a la altura ideal para descansar tu brazo mientras meces a tu bebé.

 

Una base para acunar

El dulce balanceo crea un movimiento calmo que facilita un descanso profundo para su bebé. Las investigaciones afirman que los movimientos hacia los lados, como los de las cunas tradicionales, no son buenos para los bebés, tanto por el movimiento de cabeza, como por las náuseas que pueden provocar.

 

El colchón del moisés

Para facilitar el descanso, el colchón lleva incorporado un mullido adicional que levanta ligeramente la cabeza del bebé.

 

Una forma diseñada para arropar

La costura de los textiles se inspira en las flores y en cómo sus hojas acunan y protegen las semillas. Esto crea un ambiente sano y acogedor para su peque.

 

Textiles

Malla interior y base perforada que permiten una circulación óptima del aire. Los textiles lavables y la suavidad de la entretela arropan a tu bebé mientras duerme.

Telas lavables, al interior y al exterior. Para facilitar la movilidad dentro de la casa, las asas de transporte son suaves y proporcionan buen agarre.

Los textiles de la hamaca y del moisés pueden retirarse y lavarse a máquina a 40˚C.

 

¿Cómo se quitan los textiles?