Ser madre

Por Ingrid Holm. Artículo publicado originalmente en el Catálogo Colección Stokke 2015.

Recuerdo muy bien cuando pusieron a mi bebé James en mis brazos por primera vez. Lo miré asombrada. Ese pequeñito ser humano era mi primer hijo. 

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_01

Ingrid Holm trabaja como consultora en comunicación para Varier Furniture. Vive en Oslo, Noruega, con su novio John y su hijo James.

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_02

En ciertos aspectos no me hice madre el día que nació James. Me hice madre a través de las interminables noches que pasé despierta, sentada al borde de la cama meciéndolo en brazos para hacerlo dormir. Me hice madre en esos días que no quería bajarse de mis brazos y debía ponerlo en el portabebé y tenerlo conmigo todo el tiempo.

"Nunca me he sentido tan cansada y al mismo tiempo tan viva."

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_03

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_04

Me hice madre aquella vez que tuve que ponerlo en el cochecito a las 11 de la noche y pasearlo por mi vecindario en la oscuridad, en pijama y con un abrigo, porque sabía que sería la única forma de hacerlo dormir. Por suerte, tener un hijo no sólo implica noches sin dormir y pañales sucios.
Cada mes que pasa James se vuelve más independiente. Ha crecido muy rápido y se ha transformado en una personita divertida y genial. Comienza cada día con una explosión de sonrisas, pateando y moviendo sus brazos para todos lados. Es una copia exacta de su papá y hasta comparten gestos y expresiones faciales. ¡Es asombroso!

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_05

IMAGE_Becoming-a-mother_Article_06

"James es lo mejor que me ha pasado en la vida. El amor me va invadiendo más y más cada día que pasamos juntos."

 

Para verificar la disponibilidad de un producto, busca en la página específica de tu país en Stokke.com o contacta a tu distribuidor local.

May 2016