Stokke® MyCarrier™

Tenga en cuenta que inicialmente MyCarrier puede desteñir, por lo que es aconsejable lavar el Portabebés por separado. Además, puede que el color se decolora con el tiempo a causa de los lavados.

La mayoría de las manchas se pueden eliminar con un paño húmedo. Cuando decida lavar los textiles de la mochila porta bebé, por favor, siga las instrucciones de lavado de la etiqueta de mantenimiento. Las partes anterior y posterior se pueden lavar a máquina a 40°C. El arnés principal debe ser lavado a mano a 30 ° C. Quite el soporte de aluminio de este último antes de lavarlo. No seque en secadora o planche el producto.
Puede encontrar instrucciones detalladas para el lavado del Stokke® MyCarrier en la etiqueta de mantenimiento, en la guía del usuario, o en nuestra página web www.stokke.com, bajo Baby Carrier/Maintenance.

Los bebés necesitan cambiar de posición a menudo, recomendamos el uso de Stokke® MyCarrier™ durante unos 20 minutos durante los primeros meses y que poco a poco se vaya incrementando el tiempo a medida que el bebé crece y se desarrolla.

El peso máximo es de 15kg para el uso de Stokke® MyCarrier™ en la posición trasera.

La mochila Stokke® My Carrier™ cuenta con 3 posiciones:

La mochila frontal con el bebé mirando hacia los padres (hacia dentro): se puede usar a partir de los 3.5kg y 53 cm de altura. Stokke® recomienda el uso de la mochila en posición frontal mirando hacia los padres a partir de las 4 semanas aproximadamente.

La mochila frontal con el bebé mirando hacia fuera: se puede usar a partir del momento en el que el bebé sostiene la cabeza por sí mismo; Stokke® recomienda su uso en posición frontal mirando hacia fuera a partir de los 5 meses.

La mochila trasera: se puede usar desde el momento en que el niño pueda sentarse correctamente; aproximadamente con 9 meses y hasta un máximo de 15kg.

El diseño específico de Stokke® MyCarrier asegura que su bebé permanezce sentado en la mochila con un soporte apropiado para sus muslos y nalgas. La posición con las piernas abiertas proporciona una posición ergonómica y óptima para promover el desarrollo apropiado de las caderas del bebé.